Consejos Paciente

Cefaleas en niños y adolescentes

Muchos adultos con cefalea comienzan a tenerlas en la infancia, de hecho, aproximadamente un 20% de los adultos con dolor de cabeza dicen que comenzaron de niños y un 50% que comenzaron antes de los 20 años.

¿Son comunes los dolores de cabeza en niños y adolescentes?

Los dolores de cabeza son muy comunes en niños y adolescentes. En un estudio realizado, se observó que el 56% de chicos y el 74% de chicas entre las edades de 12 y 17 años habían tenido un dolor de cabeza en el último mes.

A los 15 años, el 5% de todos los niños y adolescentes han tenido migrañas y el 15% haber tenido cefaleas tensionales. Ante un dolor de cabeza muchos padres se preocupan pensando que el niño pueda tener un tumor cerebral o una enfermedad grave. Aunque puede ser un síntoma de una enfermedad importante, en la mayoría de los casos los dolores de cabeza en niños y adolescentes no son debidos a un problema grave de salud.

¿Qué tipos de dolores de cabeza presentan los niños y los adolescentes?

Los niños presentan los mismos tipos de dolores de cabeza que lo hacen los adultos, incluyendo: cefalea tensional, migrañas y los cefaleas por sinusitis.

¿Qué causa dolores de cabeza en niños y adolescentes?

Las causas de cefalea suelen ser muchas de las que también las provocan en los adultos. En la gran mayoría son secundarias a un enfermedad infecciosa o fiebre. Otras causas incluyen la sinusitis (inflamación de los senos), la faringitis (inflamación o infección de la garganta) o las otitis (infección del oído).

Las causas exactas de la migraña son desconocidas, aunque se relacionan con los cambios en el cerebro así como a causas genéticas. Durante mucho tiempo, se creyó que las migrañas estaban relacionados con la dilatación y vasoconstricción de los vasos sanguíneos cerebrales. Sin embargo, ahora se cree que las migrañas pueden estar causadas por alteraciones hereditarias de ciertas áreas del cerebro.

La mayoría de los niños y de los adolescentes (el 90%) que tienen migrañas tienen antecedentes familiares. Cuando ambos padres tienen una historia de migrañas, hay una probabilidad del 70% de que el niño también desarrolle migrañas. Si solamente uno de los padres e tiene una historia de migrañas, el riesgo disminuye al 25%-50%.

Los niños y los adolescentes con migrañas pueden heredar también los mismos desencadenantes de la migraña como el cansancio, luces brillantes, y cambios del tiempo.

Algunos de estos desencadenantes se pueden identificar por ejemplo la tensión, ansiedad, depresión, un cambio en la rutina o del sueño, luces brillantes, los ruidos fuertes o ciertos alimentos, aditivos alimenticios y bebidas. Demasiada actividad física o demasiado sol pueden también desencadenar una migraña en algunos niños o adolescentes.

Las causas comunes de las cefaleas tensionales incluyen el esfuerzo académico excesivo así como la tensión emocional relacionada con la familia, la escuela o los amigos. Otras causas incluyen el cansancio visual y postural debido a malos hábitos posturales. La depresión puede también ser motivo de dolor de cabeza infantil.

Cuando la cefalea tensional empeora en un determinado plazo y concurre con otros síntomas neurológicos tales como pérdida de visión, o problemas en el habla o debilidad muscular puede ser indicativo de un problema más grave y es motivo de consulta médica urgente.

¿Cómo se evalúan y se diagnostican los dolores de cabeza en niños y adolescentes?

Una vez que se llega a un diagnóstico correcto de la cefalea, existen tratamientos muy eficaces para combatirlo.

Si su niño tiene dolor de cabeza, el primer paso es llevarlo al pediatra para una primera valoración.

Se realiza un estudio que incluye:
Una exploración física completa y una historia detallada de la cefalea (síntomas, evolución, desencadenantes, etc). Si es necesario se puede requerir la realización de una exploración complementaria como un TAC o una RM.

En casos especiales o más complicados puede ser necesaria la valoración por un especialista en este tema (generalmente un neuropediatra).

¿Cómo se tratan los dolores de cabeza en niños y adolescentes?

El tratamiento apropiado dependerá de varios factores, incluyendo el tipo y la frecuencia del dolor de cabeza, su causa y la edad del niño.

El tratamiento puede incluir la educación, control del estrés, el biofeedback y tratamiento con fármacos.

Educación: incluye identificar y registrar los desencadenantes del dolor de cabeza, tales como falta de sueño, no comer a horas regulares, ciertos alimentos o aditivos, cafeína, factores ambientales o tensionales. Se recomienda realizar un diario del dolor de cabeza para ver cuando empeora y cuándo mejora, la frecuencia, etc. Evitar los desencadenantes es un paso importante para tratar con éxito las cefaleas.

Control del estrés: para tratar con éxito las cefaleas tensiones, es importante para que los niños y sus padres identifiquen qué causa o desencadena los dolores de cabeza. De esta forma se pueden aprender maneras de hacer frente o de eliminar las actividades o los acontecimientos agotadores.

Biofeedback: el equipo del biofeedback incluye sensores conectados con el cuerpo para supervisar las respuestas físicas involuntarias del niño a los dolores de cabeza, tales como respiración, pulso, ritmo cardíaco, temperatura, tensión muscular y actividad cerebral. Aprendiendo reconocer estas reacciones físicas y cómo el cuerpo responde en situaciones agotadoras, el biofeedback puede ayudar al niño a aprender cómo disminuir y controlar la tensión que causa dolores de cabeza.

Medicaciones: Hay diferentes tipos de medicación para el dolor de cabeza que se utilizan en el tratamiento en los niños, incluyendo aquellos para el alivio y eliminación de los síntomas y para la prevención del dolor. Muchos de los fármacos utilizados para tratar dolores de cabeza del adulto se utilizan en dosis más pequeñas en niños y adolescentes. La excepción es la aspirina que no se debe utilizar en niños menores de 15 años de edad . La aspirina puede causar el síndrome de Reye, un problema raro, pero que puede ser muy grave.

¿Qué sucede después de que mi niño comience el tratamiento?

Cuando el doctor de su niño comienza un programa del tratamiento, no pierda de vista los resultados usando un diario del dolor de cabeza, y registre cómo el programa del tratamiento está trabajando. Guarde las citas programar de la carta recordativa de su niño así que el doctor de su niño puede supervisar el progreso de su niño y realizar cambios en el tratamiento programar según lo necesitado.

¿Cómo evolucionan los dolores de cabeza?

Los dolores de cabeza pueden mejorar con el crecimiento, incluso pueden desaparecer. En términos generales persisten más en mujeres que en hombres cuando se llega a la edad adulta, debido a cambios hormonales. Las migrañas son tres veces más probables en chicas adolescentes que en varones adolescentes.

Consejos al paciente

Osteoporosis

Osteoporosis

1. Ejercicio y prevención de osteoporosis

Recomendaciones generales - Una de las medidas de prevención para evitar la osteoporosis es el ejercicio físico que consigue mantener los huesos fuertes y... Leer más

Dolor Osteomuscular

Dolor Osteomuscular

Cómo prevenir el dolor de espalda

La adopción y la corrección de una serie de hábitos posturales ayuda a evitar el dolor de espalda, si los incorporamos a nuestra actividad... Leer más

Diabetes

Diabetes

Cómo actuar ante una hipoglicemia

La hipoglicemia es una complicación de los pacientes con diabetes y que requiere una actuación y tratamiento inmediato. La hipoglicemia es una... Leer más